Nos hemos mudado

06/12/07

Ahora nos podéis encontrar en crazyvet.net/spanish. Espero veros por allí :)

Ya se acabó

27/07/07

Por fin se acabó el bloque de medicina urgente. Tuve unos malos momentos, pero a parte del primer día, que fue catastrófico, estaba bastante bien.

Tuvimos unos buenos momentos. Cuando el pirineo intoxicado con organofosforados caminó por primera vez, después de estar casi 4 días inconsciente y ventilado a presión. Cuando dimos el alta a una perra que fue operada de urgencias por una intususcepción y necrosis intestinal. Cuando la gata con peritonitis séptica por perforación del colon fue a casa. Cuando el labrador que vino completamente hecho polvo con fallo renal agudo debido a leishmaniosis se fue a casa, muy flaco pero vivo.

Pero no siempre las cosas se acabaron bien. El gato con fallo cardíaco que no pudimos resucitar, y se murió casi antes de intubar. El perro que tuvo endocarditis séptica y a pesar de tantos antibióticos durante días no mejoró, y al final lo eutanasiamos (hasta su médico lloró aquel día). La perra que vino por colapso agudo, y le descubrimos un fallo renal (creatinina de 4.6), pulmón derecho consolidado y un tumor adrenal que comprime la vena cava. Todos los propietarios que vinieron a ver sus animales muertos, llorando a cántaras. Intenté no estar allí en estos momentos, porque me sentí rota por su dolor.

Y para acabar con un buen gusto, quiero contar del gato más mono que he visto jamás. Un gatito de 7 meses, puede ser que de raza, pero no lo creo. El gato más tranquilo – hasta cuando le sacamos sangre de la yugular no se quejó (y estaba bien, no medio muerto). Lo tuve en las manos y no intentó escapar. Cuando lo radiografiamos, no se peleó. Sólo se calmó cuando le tuve en brazos. Todos en el hospital se enamoraron de él. Espero que se mejore ya porque no merece estar tanto tiempo con este estrés de la hospitalización.

Mi primer día

15/07/07

Hoy fue mi primer día en el hospital clínico, haciendo prácticas. Llegué a las 8 de la mañana, sin saber ni siquiera en qué departamento voy a pasar dos semanas. Ya os podéis imaginar el horror que me atacó cuando me dijeron que me toca estar en urgencias (pero en una UCI de verdad, no como la del hospital que tenemos nosotros). Pero como no hubo sitio en ningún otro departamento, es lo que hay, si quiero acabar con esta parte de las prácticas de campo. Así me va.

Bueno. Para empezar el día tan bonito, un perrito mordido en todo el cuerpo se nos murió. Y luego, una gata con múltiples fracturas en mandíbula y maxila entró en una situación perjudicada, y la tuvimos que poner en la mesa central, con los animales críticos. Me dejaron guardarla un momento, y justo en aquel momento dejó de respirar (obviamente si tiene que dejar de respirar, será cuando la guardo yo, no?). Qué estrés. Iniciar el protocolo de reanimación y todo este rollo. No perdió el pulso en ningún momento, pero igualmente era un susto. Luego decidieron hacerle una traqueostomía para que respire mejor – así que vi por primera vez una traqueostomía en vivo.

A la hora de comer, de repente me entró un mini-ataque de pánico. Todo lo que he pasado en los últimos días se ha destilado a una sensación de pánico tremenda – el vuelo de noche, volver a mi habitación de niña en la casa de mis padres, no dormir anoche, ver una reanimación de un bicho… Me asusté, y mucho. Menos mal que la chica con quien comí me calmó un poco, y me dijo que ya hablaríamos con el veterinario responsable, y que era lógico estar así después de ver tanto en tan poco tiempo.

Después de esto me animé un poco. Ayudé a todos e hice de todo – hasta inserté un catéter de orina por primera vez, y lo hice bien con una de las chicas guiándome.

Luego vino un mal momento. La gata de antes, de la traqueostomía, empezó respirar mal. Me di cuenta que echaba una secreción serosanguinolenta por el tubo traqueal, y todo el follón empezó de nuevo. Succionar las secreciones e iniciar respiración asistida manual, porque no teníamos disponible el respirador, porque otro perro con intoxicación de organofosforados estaba ocnectado a él. Así que durante más de dos horas hice yo la respiración asistida. En un momento, después de que ya se decidió eutanasiar la pobreta y los dueños estaban de camino a verla, queríamos limpiarle un poquito la nariz. Al mirarla, la chica que me ayudó me dijo, no te parece que ya se fue? Y al auscultarla, la veterinaria dijo que no encontraba un pulso… estaba allí respirando a un animal muerto un tiempo, puede ser (pero tampoco tanto, porque iba controlando el pulso de vez en cuando). Lo irónico es que todo este tiempo el electro estaba raro, y mostraba una frecuencia de 70 y algo pulsaciones…

Bueno, espero que mañana sea más leve. No podré aguantar a dos semanas con tantos animales muertos. Besos a todos y bona nit!

Por fin en casa

14/07/07

Después de tantas horas de espera, vuelo, llegar a mi otra casa es lo mejor. Igualmente la sensación es diferente – ya no es lo mismo. Echo de menos a todo lo que dejo atrás en Barcelona, incluyendo el gato loco que come cables, y ni hablar del pobre hombre que dejo solito en el próximo mes y medio.

Mañana empiezo las prácticas, pero todavía no sé en qué departamento. Guapísimo. La verdad es que esto me da exactamente igual, porque mientras me firmarán que he hecho 4 semanas de prácticas, por mi es igual si me ponen hasta en la biblio. Ya contaré las cosas que veo, si son algo interesante.

Un pequeño resumen del año:

 

  • Que le puedes quitar al perro la mitad de la mandíbula, la mitad de la maxila, la trufa, las orejas, la mitad de la tráquea, el pericardio, casi un pulmón, la mitad del hígado, un riñón, la mitad del intestino delgado y todo el intestino grueso (pero no los dos juntos), una pierna, el pene, la cola y el perro seguirá viviendo tan feliz…
  • Que los perros son tontos. Comen todo lo que encuentran, incluso sosa cáustica.
  • Y los gatos también, pero no tanto. Éstos sólo comen hilos y saltan del 7º piso para romperse la pelvis.
  • Que los veterinarios siempre se casan con veterinarias. No sé porqué será, quizá porque no tenemos vida social fuera de la facultad?
  • Que a veces, a pesar de todo lo que hagas, el perro se muere.
  • Y obviamente, todos se mueren al final.
  • Que es posible aguantar 36 horas seguidas en el hospital, sólo para estar más de una hora volviendo a casa para comer la primera comida caliente de los últimos 4 días.
  • Que los internistas saben todo, pero no arreglan nada, mientras que los cirujanos no saben nada, y acaban arreglando todo.
  • Que si no existieran los pastores alemanes, los bóxers y los cockers, los veterinarios no tendrían trabajo.
  • Que todo puede resolverse con corticos.
  • Que las cirugías de traumato son como bricolaje casero – tienes el taladro, las brocas, los tornillos, las placas… abres el perro y dices “tráeme una placa de tantos cm., 12 tornillos, no, mejor 14. Y un cigarrillo”.
  • Que nadie puede encontrarse los pies y las manos sin la ATV.
  • Que los perros están mal diseñados. Tienen un hueso en el pene, y esto les causa muchos problemas.
  • Que los caballos son otro mundo. Todo lo que funciona con los otros animales, mata al caballo.
  • Que las cirugías complejas las tienes que remitir a tu mejor enemigo, por ejemplo las esofagotomías.
  • Que es imposible que tres distintos profesores coincidan explicando un tema.
  • Y que un profe puede contradecirse a él mismo más de 3 veces en una clase.
  • Que los exámenes a las 3 de la tarde son lo peor que hay en este mundo. Especialmente a finales de Junio, y sin aire condicionado.
  • Que si te pasas con la fluidoterapia, el gato se transforma en una bola con orejas.
  • Como suena un gato con asma.
  • Y como suena un perro con estornudos invertidos.
  • Que las enfermedades infecciosas ya me tienen harta. Sobretodo las de conejos, aves y cerdos, que realmente me importan un pepino.
  • Que no quiero trabajar en una clínica. Ni ser cirujana. Ya es algo

Y lo más importante – que hasta las cosas más pesadas e insoportables acaban al final. Que vayan bien las vacaciones!

Por fin acabamos

30/06/07

Ya está! Por fin hemos acabado los exámenes, y con bastante mal sabor. No todo pasó bien, pero se acabó. Ahora a empezar las cosas de verano, que para mi será un mes de prácticas en un hospital clínico veterinario.

Ya os iré contando como van las cosas…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.